miércoles, 12 de febrero de 2014

Vuelta a Cuba: 50 azarosos años

Por Lemay Padrón Oliveros

Un día como hoy, hace 50 años, se dieron los primeros pedalazos de lo que sería considerado con justeza uno de los fenómenos de masas más importantes del deporte cubano: la Vuelta ciclística a Cuba.
Luego de aquella primera edición, que partió desde Santiago de Cuba, contó con 12 etapas y apenas 72 pedalistas del patio, la Vuelta fue creciendo sucesivamente, y ya en su cuarta edición hubo participación extranjera, con el polaco Henry Kowalsky como primer ganador foráneo.
Figuras como Sergio “Pipián” Martínez, Aldo “El búfalo” Arencibia, Carlos Cardet, Eduardo Alonso, Pedro Pablo Pérez o Arnold “El chiqui” Alcolea, pusieron bien en alto el nombre de los competidores de casa, mientras que los soviéticos Serguei Sujorochenko o Dzhamolin Abdushaparov, se ganaron elogios por toneladas entre los más prestigiosos visitantes.
Cuando vivía uno de sus mejores momentos, en 1991, el denominado Período Especial forzó su detención, y no fue hasta casi una década después, en 1999, que pudo retomarse.
Lo arraigado que estaba el clásico del pedal en la memoria de los cubanos quedó comprobado con el apoyo multitudinario del público en su regreso a las carreteras del Verde Caimán.
A partir de 2005 la Vuelta pasó a formar parte del ranking América Tour de la Unión Ciclística Internacional (UCI), con categoría 2.2, pero en 2011 volvió a ser suspendida hasta hoy, cuando ya era considerada una de las más importantes de Latinoamérica y el Caribe.
En ocasión de este, su aniversario 50, las autoridades deportivas cubanas no quisieron que la fecha pasara por alto y se organizó el Clásico Camagüey-Habana, para aprovechar también las celebraciones por los 500 años de la fundación de la villa de los tinajones, y se antoja ideal el momento para homenajear, como mejor puede hacerse, que es pedaleando, a esta institución del deporte cubano, que es la Vuelta.
Nosotros no pedaleamos, pero desde nuestros sencillos puestos por lo menos dedicamos unas líneas para recordar aquel 11 de febrero de 1964, cuando desde la Ciudad Escolar 26 de julio se dio el pistoletazo de salida a la primera caravana multicolor. Azarosos han sido estos 50 años, de los cuales 15 se han perdido el fenómeno de masas, pero no perdemos la esperanza de seguir dando rueda.

No hay comentarios: