sábado, 30 de agosto de 2014

Final caribeña en agenda del fútbol cubano

Por Lemay Padrón Oliveros 

Tras una nada buena visita a Panamá, la selección nacional absoluta de fútbol de Cuba tendrá un importante compromiso en el venidero mes de noviembre cuando dispute la Final del Caribe, en Trinidad y Tobago.
La justa, que otorgará cuatro boletos para la Copa de Oro del 2015 y al ganador, el cupo para la Copa América del 2016, será el principal compromiso del fútbol cubano en la campaña, pues recordemos que los Juegos Centroamericanos y del Caribe son para equipos menores de 21 años, con solamente tres refuerzos.
Analizando lo sucedido en tierras istmeñas, es evidente que a nuestros futbolistas les falta ruedo, pero mucho más preocupante es el atraso en la parte técnica, pues nuestros entrenadores no logran plasmar en el campo las concepciones del balompié moderno.
Es difícil creerlo en la época de Internet y con partidos de muy alto nivel pasando constantemente por la televisión nacional, pero es la realidad. De entrada, el acceso a la red de redes es un problema aquí, eso no es un secreto, y aunque estuviera al alcance de todos los preparadores, una cosa es la teoría y otra la práctica, por eso hay escuelas para directores técnicos, pero donde de verdad se curten es en el banquillo, ya sea con una selección nacional o en cuarta división.
Con este presente, resultará difícil llegar a semifinales del torneo caribeño, que equivale a decir, obtener un puesto para la Copa de Oro del año próximo. No lo vemos como algo imposible, pero será bien complicado, y no pueden repetirse los garrafales errores de marca apreciados en el reciente tope ante Panamá. Sobre el acceso a la Copa América, ni soñarlo, ya eso sería una hazaña.
Luego se mejoró un poco ante Guatemala (derrota 0-1), pero igual se perdió, y antes de la justa caribeña están previstos otros dos topes: el 10 de octubre en jornada FIFA contra Canadá aquí en La Habana, y el 14 del propio mes de nuevo ante Guatemala, también en nuestra capital.
Apenas cuatro encuentros es muy poco, pero algo es algo. Ocurre que estos desafíos deben ser muy bien aprovechados para aumentar el prestigio del fútbol cubano, porque nadie va a querer topar con un plantel que fue goleado por panameños y superado por guatemaltecos, cuando ninguna de estas selecciones son ni siquiera mundialistas. 
La ventaja de siempre, la de poder entrenar juntos a tiempo completo, no se puede aprovechar si tácticamente no somos fuertes y tenemos esos despistes de novatos en las coberturas defensivas. Hay que pulir todos estos detalles si pretendemos clasificarnos a nuestro Mundial, que es la Copa de Oro.

viernes, 29 de agosto de 2014

Pelota sub-23: ¿Resurrección santiaguera?


Por Lemay Padrón Oliveros

Más de un quinquenio en las sombras, Santiago de Cuba se llena de esperanza por estos días con la excelente actuación de su equipo en la recién estrenada Serie Nacional sub-23, donde son el mejor equipo del certamen.
Primera en pitcheo y tercera en bateo, la novena indómita ha impresionado enormemente en esta primera instancia, donde exhibe 19 triunfos y solamente cuatro reveses.
Con cinco hombres bateando por encima de .400 y dos por encima de .500 (aunque con pocas veces al 
bate), la ofensiva santiaguera parece recuperar viejas glorias, a pesar de que extraña todavía el poder de 
largo metraje, porque solamente ha conectado cinco cuadrangulares. Todo esto logrado con figuras de 
poco recorrido como Sergio Barthelemy y Norberto Castellanos, por mencionar dos de los más 
destacados.

Desde la lomita, gran dolor de cabeza a través de la historia, solamente tres de sus 12 lanzadores tienen 
promedios superiores a 3.10, y en total han regalado 174 ponches en 198 entradas de labor. Sin dudas 
muy impresionante. Aquí sí tienen pitchers con mayor recorrido en nuestro torneo elite, aunque entre los 
más sobresaliente está Osmeni Romero, líder en Promedio de Carreras Limpias con apenas 0.75 y más 
de 20 innings de labor.
Si soy completamente honesto, esperaba que brillaran Matanzas, Artemisa y Mayabeque, porque allí se 
les da mucho juego a los jóvenes, pero no tenía esas expectativas con Santiago.
Claro, solamente están jugando ante tres equipos de la zona oriental, donde la calidad no es la máxima de Cuba, pero merecen el reconocimiento, sobre todo por los pobres resultados del plantel indómito en las más recientes Series Nacionales absolutas.
El verdadero medidor para ellos será la venidera fase final (series de cinco juegos a ganar tres), pero será corta y un juego lo puede ganar cualquiera; realmente no sería hacerles justicia si no llegan a coronarse. De cualquier manera, el aficionado santiaguero tiene motivos para ilusionarse: tienen material para renacer de las cenizas y protagonizar su resurrección.

jueves, 28 de agosto de 2014

Baloncesto (m): la medalla posible en Veracruz

Por Lemay Padrón Oliveros

A diferencia de sus colegas del sector femenino, el baloncesto masculino cubano no se encuentra en la elite del área panamericana. Ni siquiera en Centroamérica puede hablarse de una posición de privilegio, que sí ostentaron en épocas pasadas.
 Los momentos de gloria más recientes de nuestro básquet varonil datan ya de hace más de una década, cuando una buena generación de jugadores recuperó el prestigio sembrado en la década de 1970, pero luego la gran mayor parte de ellos abandonó el país.
 El equipo actual tiene como elemento más sólido el trabajo bajo las tablas, con Joan Luis Haití como líder, escoltado por Orestes Torres, y ayudado por jóvenes talentos como Javier Jústiz y Jasiel Rivero, que también puede actuar como alero.
 Quizás el punto más débil sea el del base organizador, porque faltan hombres con experiencia para llevar al equipo al «tempo» adecuado en cada momento, escoger con acierto el hombre más adecuado para tirar, o decidir ellos mismos por el tiro al aro en alguna oportunidad.
 El pasado Centrobasket efectuado en México dejó estas lecciones y otra más importante: que con mayor roce Cuba puede pelear por una presea en los venideros Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz-2014.
México es el gran candidato al oro porque pondrá seguramente en cancha al mejor equipo posible, incluyendo sus efectivos del baloncesto rentado estadounidense, y Puerto Rico siempre es un quinteto a temer, pero con el resto la pelea es bastante pareja. Ellos forman el grupo de candidatos a preseas, donde añadimos a Dominicana y Cuba.
 Contra los dominicanos, los cubanos demostraron que la diferencia no es grande, y mayor concentración y disciplina táctica les puede llevar a la victoria. Eso se va ganando juego tras juego, y con la experiencia del Centrobasket los pupilos de Daniel Scott posiblemente puedan en Veracruz salir airosos.
 Por supuesto, al calor de los Juegos, con tantos títulos de la mayor de las Antillas, pocos pondrán atención a una posible medalla de bronce, pero para el baloncesto cubano sería muy importante. Pudiera ser el primer paso para intentar recuperar la hegemonía en Centroamérica.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Borges, ¿dónde estás?


Por Lemay Padrón Oliveros

Hace tres años en estas mismas páginas me ilusionaba con el enorme potencial del garrochista Lázaro Borges y exteriorizaba mi esperanza de tener por fin un pertiguista de altura en Cuba, luego que el muchacho consiguiera marcas de respeto al inicio de la temporada.
Los meses siguientes reforzaron mis deseos, con su medalla de plata en el Mundial de Daegú-2011 y de oro en los Panamericanos de Guadalajara-2011, pero al año siguiente todo cambió.
Un raro accidente en el que vio quebrada su garrocha en tres partes durante los Juegos Olímpicos de Londres-2012 parece haber sido el punto de giro. Indudablemente, para un pertiguista resulta esto un duro golpe desde el punto de vista sicológico, y Lazarito lo sufrió con creces, quizás todavía lo sufre.
Imagino que el tratamiento con especialistas no haya cesado en un talento como él, pero la mejor cura es obtener buenas marcas, y esas no acaban de llegar. Hace apenas unos días no pudo ganar ni siquiera el Festival Panamericano celebrado en México, con ningún rival de su alcurnia, al sobrepasar con limpieza solamente la barra situada a cinco metros y 15 centímetros, demasiado lejos de su cota personal de 5.90.
Seguramente no leerás estas líneas, pero no quiero dejar de intentar trasmitirte el apoyo en nombre de tus seguidores, que aunque no lo creas siguen siendo muchísimos, y no hablo de tu círculo cercano de familiares, entrenadores y amigos.
Los amantes del atletismo seguimos confiando en ti, sabemos que en el impulso de tus piernas, la habilidad de tus brazos y la ductilidad de tu tronco están las bases para mantenerte en la elite de tu especialidad.
Como se ha repetido cientos de veces, la grandeza de los hombres no se mide por las veces en que cae, sino por las que logra levantarse de nuevo.
No te dejes derrotar por los reveses de los últimos tiempos, mantén la fe en la victoria y sigue creyendo con ojos cerrados en los consejos de tu entrenador. Trata de dejar atrás de una vez la fatídica tarde londinense o mejor, piensa que si por un maléfico azar vuelve a suceder, miles de cubanos estaremos debajo para sostenerte y evitar que te lesiones. El cariño y la gratitud de tus seguidores serán tu mejor colchón.