domingo, 19 de octubre de 2014

¿Cuántos oros se necesitan en Veracruz?

Por Lemay Padrón Oliveros

A un mes de la inauguración de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz-2014, muchos en la calle se preguntan cuántas preseas necesitará Cuba para recuperar el trono regional perdido tras la ausencia a Mayagüez-2010.
Parece una pregunta capciosa si hubiese sido realizada 10 años atrás, pero es la dura realidad del deporte cubano actual: ha bajado mientras sus rivales del área han subido.
Si a esto se suma que los calendarios de justas regionales y continentales de “ajustan” a criterio de los organizadores, las cosas se complican. Desde Winnipeg-1999 vivimos la experiencia de que los anfitriones acomodan el programa de competencias a sus modalidades más fuertes, frisando la legalidad inherente a toda competición deportiva.
En la justa canadiense fueron muchas las preseas que dejaron de entregarse en deportes en los cuales Cuba era fuerte, se incluyeron modalidades afines a los de casa, y el resultado fue una estrecha porfía hasta el final.
La historia parece que se repetirá ahora en México, donde de entrada Cuba no disputará 107 de los 449 títulos en disputa. De más está decir que en la mayoría de estas lides con ausencia cubana es México el favorito para coronarse, por lo cual se presagia una ardua batalla presea por presea.
Quienes poseen buena memoria recordarán que en Cartagena de Indias-2006, la última incursión cubana en este tipo de lides, no fue hasta los últimos días que la mayor de las Antillas logró despegarse en el medallero general. Ahora la situación debe ser parecida.
Pero volviendo al pollo del arroz con pollo: ¿cuántos oros se necesitan? Pues bien, según lo sucedido en citas anteriores, el balance del Cuba-México en el Festival Deportivo Panamericano y las reales potencialidades de cada cual, la cifra debe andar por los 130 cetros.
Recientemente autoridades de casi todos los deportes hicieron un balance ante la prensa especializada, y aunque no todos pusieron números a sus palabras, el cálculo ronda esa cantidad de oros, porque con las adecuaciones al programa y el fiel respaldo de su público, México debe obtener cerca de 120 preseas doradas.
Como puede apreciarse, la diferencia debe ser muy pequeña, y por eso es imprescindible que no fallen los deportes de puntería: atletismo, judo, lucha, canotaje, remo, boxeo, taekwondo, tiro y pesas, todos responsabilizados de dar un buen aporte al medallero.
No obstante, al ser tan estrecha la supuesta ventaja, cada disciplina debe aportar lo suyo, aunque sea un solo oro, y además se poner bastante atención a cada duelo ante los mexicanos, porque a la postre pudiera decidir.

viernes, 17 de octubre de 2014

Taekwondo, otra férrea pelea en Veracruz

Por Lemay Padrón Oliveros 

El taekwondo será uno de los deportes que planteará más férrea batalla entre Cuba y México, los máximos aspirantes a copar el medallero general de los Juegos  Centroamericanos y del Caribe de Veracruz-2014.
Potencias no solamente en esta área regional, sino reconocidos ya en el ámbito mundial, las dos escuadras cuentan con poderosas armas para imponerse, con efectivos interesantes en casi todas las divisiones.
No hay mucho secreto con Cuba, sus principales cartas serán los  campeones mundiales de Puebla-2013 Glennis Hernández (73  kilogramos) y Rafael Alba (87), el bronce  olímpico de Londres-2012 Robelis Despaigne (más de 87) y las también medallistas mundiales Yania Aguirre (49 ) y Yamichel Núñez (53 ), junto a Nidia Muñoz (62 ) .
A pesar de estas credenciales,  será muy complicado mejorar el botín de nuestra última incursión centrocaribeña, cuando regresaron de Cartagena con tres preseas de oro, igual cantidad de plata y un bronce entre las damas, y  tres títulos y tres bronces con los hombres.
El optimismo en este sentido lo aporta el resultado en el reciente Festival Deportivo Panamericano celebrado en México, donde Cuba reinó con cinco coronas, pero allí había competidores de países que no estarán en Veracruz y eso puede alterar la perspectiva.
Evidentemente la mayor fuerza está en el colectivo femenino, bajo las órdenes del experimentado Ramón Arias, aunque todas debutarán en este tipo de lides, al igual que los varones.
Vital será cada duelo contra un oponente del país anfitrión, que tiene también muy buenos competidores, curtidos en su exigente Liga nacional, donde compitieron efímeramente algunos cubanos este año.
Figuras como Uriel Adriano (80), Janet Alegría (49) y María del Rosario Espinoza (más de 73), medallistas olímpicos y mundiales, lideraron a México cuando dominaron el Abierto de Costa Rica por delante de Cuba, aunque la mayor de las Antillas compitió con muy pocos atletas en esa lid, y ganó casi todos los topes ante mexicanos.
Ellos tres integran una escuadra de 14 taekwondocas mexicanos que tomarán parte en la tercera fecha del Grand Prix  a celebrarse la próxima semana en Manchester, Gran Bretaña, por lo que tendrán un importante fogueo bien cerca de los Juegos.
No obstante, confiamos en los nuestros para que salgan airosos de cada duelo particular, y den el aporte necesario a la delegación para reinar en Veracruz.

jueves, 16 de octubre de 2014

Importantes compromisos para el fútbol cubano

Por Lemay Padrón Oliveros 

Dos importantes compromisos asumirá al unísono el fútbol cubano el próximo mes: los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz-2014 y la final de la Copa del Caribe
Como en pocas ocasiones, la selección sub-21  luce más fuerte en aras de lograr el objetivo de colarse entre los cuatro grandes de los Juegos, más modesto que el de la absoluta, por la condición de  esta última de vigente monarca caribeña.
Al ser la poseedora del título, la cubana es la escuadra a batir en la Copa, donde tratará de repetir la corona para acceder a la Copa América Centenario, un certamen atípico en el cual concursarán además de las 10 naciones de Suramérica, seis de la Concacaf. Ya tres boletos están seguros en poder de Estados Unidos, México y Costa Rica, pero Cuba aspira a incorporarse a ese grupo, lo cual provocaría un momento histórico al ver al combinado caribeño fajado de tú por tú con Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia o Chile, ¿se imaginan?
Pero desgraciadamente Cuba debe dividir sus fuerzas, y habrá que ver cómo esto repercute en las actuaciones de nuestros equipos. Varios de la sub-21 pudieran vestir la casaca absoluta, debilitada además por los tres refuerzos mayores que aporta al plantel olímpico. Aquí, que los buenos futbolistas no están sobrando, es una lástima que no podamos poner toda la carne en el asador en la Copa, el compromiso más importante, porque también oferta las plazas para la venidera Copa de Oro.
Muy productiva fue la gira de la sub-21 por Centroamérica, con balance de un triunfo, un empate y un revés, ante El Salvador los dos primeros y Honduras el último. Diferente ha sido el panorama para la mayor, que no tiene ofertas y se ha visto obligada jugar contra elencos nacionales, y ni siquiera de la Primera División.
El tope ante rivales de consideración es el mejor termómetro para saber a qué podemos aspirar, pero no es una realidad nueva para el fútbol cubano, y así mismo han sabido imponerse a lo largo de la historia. Sin embargo, esta vez el hecho de no poder contar con todo lo que más vale y brilla del momento hace más ardua la faena.
Se habló de que la sub-21 partiría a inicios de noviembre hacia México para realizar una base de preparación inmediatamente antes de los Juegos, y eso es otro elemento para seguir pensando en una buena actuación, más aún después de la retirada de Colombia.
No obstante, el nivel de los Juegos debe ser superior al de la Copa del Caribe, independientemente de cuáles sean los refuerzos escogidos por los onces clasificados, por eso es toda una incógnita que puede hacer Cuba allí, a pesar de las buenas impresiones dejadas en los últimos meses.
Ojalá los dos conjuntos logren sus objetivos, para sacar con nota sobresaliente este duro examen a que ha sido sometido el fútbol cubano.

miércoles, 15 de octubre de 2014

El momento crucial

Por Lemay Padrón Oliveros 

Brasil fue el mejor equipo en el recién concluido Campeonato Mundial de voleibol para damas, pero no conquistó el título. Así de simple, de nada vale dominar con amplitud todo el tiempo si cuando llega el momento crucial, fallan.
Ha sucedido otras veces tanto individual como colectivamente, y volvió a ocurrir ahora. Hay un escapado, alguien por encima del resto, que se muestra contundente partido tras partido, combate tras combate, pero cuando llega el momento crucial, que puede ser en una final o antes, las cosas no le salen bien. Existen incluso equipos, o generaciones entre los equipos, que son consideradas favoritas año tras año, y a la hora de la verdad no lo demuestran, no importa si es por un detalle, una supuesta injusticia arbitral o un mal día. Ahora le pasó a Brasil, y en cierta medida también a República Dominicana, aunque con diferentes matices. Para las dominicanas era su primera vez en las Ligas mayores del voleibol, y por eso se entiende que no hayan sabido concretar en situaciones puntuales, como el pase a las semifinales contra China, que tuvieron en el bolsillo luego de ganar los dos primeros sets, pero no amarraron al caer en los tres siguientes. Las auriverdes, en cambio, llegaban como amplias favoritas a la corona, luego de titularse en los Juegos Olímpicos de Londres-2012 y el Grand Prix de este año. Pasearon la distancia todo el tiempo, con éxitos contundentes y apenas cinco sets perdidos en 12 encuentros, hasta que se toparon con Estados Unidos en la semifinal, un equipo al que le habían propinado un incontestable 3-0 en la segunda fase. Sin embargo, en lo que fue para ellas el momento crucial, no tuvieron una buena jornada y hubo con un solo parcial de real disputa, el segundo, que finalizó 29-27 favorable a las norteñas. Las nuevas campeonas hicieron suya la principal arma de las suramericanas, el servicio, y con él hicieron estragos para incomodar el juego ofensivo de las brasileñas, en el cual no tuvieron el peso esperado sus principales estrellas, Sheilla Castro y Thaisa Menezes. De esta manera, las dirigidas por Zé Roberto Guimaraes, quien se quejó del arbitraje (clásico en quien pierde siendo el favorito), dilapidaron otra oportunidad para alzar su primer título en Campeonatos Mundiales, donde acumulaban tres platas.  Sus rivales tampoco había levantado el trofeo, pero lo lograron ahora, al mando del legendario Karch Kiraly, para convertirse también en apenas el segundo equipo en la historia capaz de titularse luego de sufrir dos derrotas, clara muestra de lo que es saber ganar el bueno.