domingo, 25 de enero de 2015

Cuba va por romper el maleficio del campeón, dice Acebal

Por Lemay Padrón Oliveros 

Cuatro ediciones han pasado de las Series Mundiales de Boxeo, y cuatro campeones ha tenido el certamen, una especie de maldición que Cuba quiere romper este año, como aseguró a este sitio el entrenador principal de la escuadra, Rolando Acebal


¿Qué objetivos tienen para la justa?
  “Uno de los objetivos es obtener el mayor número de boletos posibles para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. El año pasado tuvimos a seis como líderes de sus divisiones y esos hubieran estado clasificados. También buscaremos por aquí las plazas a los Panamericanos, por eso creo que esta Serie tendrá más nivel, además de que hay que competir más.” 


¿Cuáles son los otros propósitos del equipo?
  “Los individuales son esos, los boletos olímpicos y panamericanos. De los colectivos lo primero es ganar la mayor cantidad de topes para ser primeros en el grupo A y avanzar directamente a semifinales. El ritmo de pelea va a ser muy violento por la cantidad de equipos y nos convendría descansar en cuartos de final para evitarnos también un viaje más y tener el derecho de albergar en casa las semifinales. A la larga pensamos hacer lo que nadie ha hecho hasta ahora: retener el título. Nuestra meta más importante es esa.” 


¿Cómo ves el grupo preliminar?
  “A Ucrania no lo consideramos tan fuerte como Azerbaiyán y Kazajstán, que están por el otro grupo, pero es un equipo con tradición y resultados, con buenos boxeadores. Rusia el año pasado no quedó conforme, y así lo expresaron en la conferencia de prensa cuando se cruzaron con nosotros, y pienso que este año vendrán con todo. Esos son los rivales más fuertes del grupo.” 


¿Van a darle oportunidad a varios boxeadores durante la Serie?
  “Vamos a utilizar la estrategia de quien gane seguirá peleando. Hay otros que quisiéramos probar, pero dependerá de alguna situación puntual por una lesión o una cuestión estratégica. Tenemos 32 inscritos y podemos rotar, pero la idea es mantener a la figura principal para que eleve su nivel competitivo y sea conocido a nivel mundial, porque eso influye en los jueces. En otras épocas tuvimos boxeadores que antes de subir al ring era muy difícil que perdieran porque tenían un gran prestigio. 


¿Existe la posibilidad de dar fogueo a los jóvenes en otros eventos?
  “A los Juegos del ALBA enviaríamos a las segundas figuras, porque es importante que se fogueen. Lo más importante es que cuando cada cual reciba una oportunidad trate de aprovecharla, ya sea en esos Juegos o en la propia Serie, porque todos no van estar invictos todo el tiempo.” 


¿Se avizora el repunte internacional del boxeo cubano?
   “Hemos ganado en experiencia, en conocimiento, los atletas en responsabilidad, hemos arrancado muy bien con el Playa Girón y cada vez hay más conciencia en los muchachos, que saben la responsabilidad que tienen. No estamos a la altura de boxeadores anteriores que escribieron historia, pero los resultados obtenidos hasta ahora nos dan confianza y si seguimos así vamos por el camino correcto.

sábado, 24 de enero de 2015

La Isla, gran sorpresa en el ascenso

Por Lemay Padrón Oliveros 

Nadie lo daba siquiera para avanzar a la segunda ronda en el torneo de ascenso del fútbol cubano, pero sobre el terreno, sonde se gritan las verdades más crudas e irrefutables, el elenco de la Isla de la Juventud se ganó con toda justeza su inclusión en el torneo elite del fútbol cubano. Los isleños iniciaron la instancia decisiva con derrota ente Santiago de Cuba, pero luego levantaron y cerraron a todo tren, con éxito 3-2 sobre Mayabeque, en trepidante choque donde el ganador aseguraba su presencia en la siguiente instancia. Liderados por el internacional Yoandry Puga, quien con cuatro dianas colideró a los goleadores junto al mayabequense Luis Lázaro Castro, los del Municipio Especial alcanzaron un boleto que nadie les daba. El reconocimiento debe ser mucho mayor porque se trata del territorio con la menor densidad poblacional del país, y en un deporte que tampoco es el más practicado o priorizado. El otro boleto era menos inesperado, sobre todo luego que en la primera ronda quedaron fuera de combate los favoritos Pinar del Río y Holguín. Santiago de Cuba fue el mejor equipo de punta a punta en este cortísimo certamen del que fueron sedes, con apenas un gol tolerado en seis partidos. Cuatro años debió esperar la afición santiaguera para poder disfrutar del regreso a la primera división, un cuatrienio bien amargo para un territorio acostumbrado a estar entre los grandes en todos los deportes. Además de jugar como locales en la cancha Antonio Maceo, los indómitos lograron sacar provecho a una adecuada mezcla de jóvenes y veteranos. Su excelsa defensa y el mediocampo liderado por Jorge Villalón, autor de tres goles y dos asistencias, fue lo más destacado a nivel individual, pero  este tipo de éxitos siempre son colectivos. Además, los santiagueros supieron sobreponerse a la lesión de su mejor jugador, Carlos Domingo Francisco, apenas en la segunda fecha de la lid. En unas horas los ocho equipos “sembrados” en la máxima categoría, más estos dos que obtuvieron el derecho ahora, escogerán como refuerzos a los mejores jugadores de los planteles eliminados, que deberán sacar sus experiencias para aspirar nuevamente a subir de categoría el próximo año.

jueves, 22 de enero de 2015

Pinar y sus refuerzos

Por Lemay Padrón Oliveros

El aluvión de críticas está por llegar. Faltan solamente unas horas. Cuando sea anunciada la nómina de Pinar del Río a la venidera Serie del Caribe inmediatamente se desatará un “chuchuchú” imparable por toda Cuba, porque todavía no está claro en las mentes de cada cual el papel que tiene la mayor de las Antillas en este evento.
 Lo básico todavía no se ha dejado lo suficientemente claro: si queremos premiar al campeón de la Serie Nacional, o ganar el evento. De entrada, son dos opciones incompatibles, porque como se conforman los demás equipos el cubano va en desventaja, por eso hay que tomar una decisión.
 El comisionado nacional lo dijo a este sitio: el objetivo es lo segundo. Entonces, deberían ser menos las críticas cuando con la casaca de Pinar vayan a Puerto Rico más de la mitad de sus peloteros no nacidos en ese territorio. El hecho de que Cuba todavía asiste como invitado y no como miembro pleno es un aspecto importante para respaldar esta decisión, pues si vas a la fiesta como puro relleno, ¿para qué te van a invitar de nuevo? Ah, si bailas como nadie, tomas el micrófono y revientas el karaoke o te robas las tertulias con tu ingenio y buen humor, entonces todos te van a querer de vuelta. Más o menos así sucede ahora, pues la imagen dejada por Villa Clara el pasado año fue muy pobre, y Pinar tiene el deber de levantarla, pero para eso hay que redondearlo bien, aunque no sea con pinareños. Cuando seamos miembros plenos de la Confederación del Caribe, entonces podemos dejar el torneo como premio al campeón y “ponerle” con todo alguna que otra vez, pero no todos los años.
 Ahora bien, ¿qué necesita Pinar? Primero un buen receptor, pues con la sanción de Lorenzo Quintana quedó muy maltrecho. Yosvany Alarcón sería una muy buena propuesta. Lo otro que urge es un buen staff de pitcheo. Ya tienen a Yosvany Torres, Freddy Asiel Álvarez está en su nómina actual y puede mantenerse, Vladimir García estuvo el pasado año y pudiera volver.
 Los tres serían puntales y se puede buscar otro abridor, porque Vladimir recién regresa de una seria lesión y no debe ser explotado al máximo. Jonder Martínez, Cionel Pérez, Norge Luis Ruiz o Ismel Jiménez pudieran asumir como tercer abridor, para dejar a Vladimir Baños y Erlis Casanova como relevistas largos.
 Para reforzar el cuadro pudiera llevarse a un utility como Lourdes Yunielky Gourriel, y en los jardines aumentar el poder con Alfredo Despaigne, Alexei Bell o Yadiel Hernández. Casi todos los mencionados están muy bien en estos momentos, y eso debe ser lo primero para ser llamados. Si voy a dejar a un pinareño que no ha estado bien este año, ¿por qué tengo que tener un compromiso con uno de los “importados” que no esté en plena forma ahora? Ojalá pudieran ir todos, pero la nómina es cerrada y, como dice el dicho, no se puede chiflar y sacar la lengua al mismo tiempo. Ya veremos quiénes son los elegidos, pero de que habrá críticas, las habrá, si no, no fuera el pasatiempo nacional.

viernes, 16 de enero de 2015

Siguen los misterios

Por Lemay Padrón Oliveros 

Este lunes la noticia recorrió algunos sitios digitales y redes sociales: el voleibolista cubano Javier Jiménez había sido fichado por el club griego PAOK.
Era toda una bomba periodística, porque se trataba del primer jugador cubano que tras las nuevas medidas de contrataciones en el exterior se iba a Europa, solo.
Esperanzado en poder dar la buena nueva a nivel doméstico con nuevos detalles llamé rápidamente a la Federación cubana de la disciplina, y cual no sería mi sorpresa al constatar que seguimos con los misterios de siempre: nadie podía ni siquiera confirmar la noticia porque el único con potestad para ello, el presidente de la Federación, Ariel Saínz, se encuentra en México para una reunión de la Organización Norte, Centroamericana y del Caribe (Norceca), y no regresaba hasta el lunes siguiente. De más está decir que hablar de esto el lunes siguiente, como no sea para aportar contundentes elementos nuevos, sirve de poco.
El fondo de este comentario es que no acabamos de comprender que la transparencia es el mejor camino para llegar a la afición, y no me refiero a lo sucedido el lunes solamente. Todo el proceso para llegar a la firma y posterior partida del jugador se hizo desde meses atrás, ¿por qué no informarlo debidamente?
No me refiero a comentarlo a modo de susurro al oído de algún periodista, sino de darlo a conocer oficialmente, para evitar los comentarios que inevitablemente han salido después: que si por qué Jiménez nada más, que si por qué no se dijo antes, que cuánto representaría su contratación económicamente para él y para la Federación cubana, en fin, muchísimas interrogantes.
Yo me pregunto, ¿qué le hace más daño al deporte cubano, no informar cuando se toman decisiones valientes y por tanto tiempo esperadas y seguir exponiéndose a que cataloguen a los dirigentes como cerrados (en el mejor de los casos), o dar la nota y tranquilizar a aficionados y hasta deportistas, que se verían esperanzados de verse un día en idéntica situación a Jiménez?
Las negociaciones existen, interés del extranjero no falta, pero aquí tal parece que nada se mueve, porque no se informa. El sueño lógico de cada niño que hoy patea un balón, lanza al aro o esgrime una raqueta de tenis, es jugar contra los mejores del mundo y llegar algún día a liderar su disciplina. Difundir lo bueno que se hace solo puede reforzar su quimera, silenciarlo puede provocar que dé la espalda al deporte y se convierta en otro talento perdido en la desilusión.