lunes, 15 de septiembre de 2014

Artemisa, de punta a cabo

Por Lemay Padrón Oliveros

No hubo arma secreta en la final de la Serie Nacional de béisbol sub-23, y ganó el que mejor lo hizo desde la fase semifinal hasta la discusión del trono.
 Ni siquiera un lanzador de la talla de Norge Luis Ruiz, mal defendido, por cierto, pudo contener a los artemiseños, que ganaron en solamente tres desafíos su primer título importante como provincia.
 Sin bateo no se puede aspirar a ganar, y Camagüey fue maniatado totalmente por los lanzadores de Artemisa. Su pitcheo estuvo bien, pero en la pelota se gana por carreras, y ellos no fueron capaces de producir ni una sola carrera en tres desafíos por el trono.
 Los agramontinos, que venían con el ánimo arriba luego de ganar en sucesión todos sus últimos desafíos, se vieron muy presionados desde que salieron a la grama en el Cándido González repleto, primera vez que se enfrentaban a un juego con estas características ante su afición.
 Apenas 14 imparables en tres desafíos, de ellos solamente dos extrabases (dobles) con 33 ponches incluidos, son muy poco para poder aspirar a la victoria.
 En cambio, los artemiseños no lograron ligar siempre a la hora buena, como muestran sus 25 hombres dejados en circulación, pero les bastó con lo hecho para imponerse. Todo parece indicar que sus derrotas en el cierre de la fase semifinal fueron porque dieron juego a hombres de la banca tras amarrar el boleto a la final, y cuando se vieron exigidos a jugar el encuentro pendiente para definir si pasaban como primeros o segundos, también respondieron.
 Las palmas para todo el cuerpo de serpentineros de los Cazadores, al parecer decididos a seguir los pasos de los mayores, y en especial para alguien que de eso sabe bastante, Jorge Luis Machado, que supo sacarle el máximo a cada uno de sus pupilos.
 El aporte con el madero de Omar Hoja y Alay Rafael Lago fue vital para los campeones, tanto en las fases previas como en esta final, para ayudar a un staff de lanzadores que toleró muy pocas libertades.
 Muchas felicidades para los artemiseños por esta bien ganada coronación, y gran reconocimiento también para los camagüeyanos, que hace rato se merecían un poco de alegría en el deporte pasión de los cubanos.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Pistorius, del mal, el menor


Por Lemay Padrón Oliveros

Definitivamente la jueza Thokozile Masipa decidió no tomar como concluyentes los testimonios de los vecinos de Oscar Pistorius que aseguraron haber oído los gritos de su novia, Reeva Steenkamp, mientras era tiroteada, y el atleta paralímpico no fue culpado de asesinato.
El veredicto de homicidio involuntario le podría acarrear una pena máxima de 15 años de prisión, nada comparable con la cadena perpetua o al menos 25 años que pendía sobre su cabeza.
Será el próximo 13 de octubre cuando se divulgue la sentencia oficial en el Tribunal Superior de Pretoria, pero ya Pistorius respira más tranquilo, porque hasta existe la posibilidad de una suspensión de la sentencia que le dejaría en libertad.
De cualquier manera, aunque vaya tras las rejas nunca cumpliría ese tiempo, y la mayor parte debe ser en régimen privilegiado, lo cual dejó insatisfechos a los fiscales, que esperarán el fallo definitivo para decidir si apelan.
Lo que no tiene dudas es que la vida como deportista del paralímpico más famoso del mundo acabó. Cancelados todos sus contratos de patrocinio, ni siquiera la más benevolente de las condenas le permitirá volver a concentrarse en las pistas y recuperar el nivel que lo llevó a convertirse en el primer deportista discapacitado en competir junto a los convencionales en unos Juegos Olímpicos.
Su corto viaje de la gloria al infierno, iniciado en la madrugada del 14 de febrero del pasado año, le ha obligado a vender todas sus propiedades en Sudáfrica para hacer frente a los costes de su representación legal en este proceso.
Con apenas 27 años de edad, el multicampeón paralímpico difícilmente vuelva a competir oficialmente, y su imagen quedará cada vez más dañada.
Técnicamente no se pudo probar, fuera de toda duda razonable, que disparó conscientemente contra su prometida, pero todavía muchos dudan que teniendo tiempo para bajarse de la cama, acercarse al baño y, sobre todo, disparar tres veces luego de hacerlo la primera, no haya escuchado ni un quejido de su pareja.
Símbolo de perseverancia y tesón para la juventud de todo el mundo, Pistorius podría llevar el resto de su vida el pesado fardo del escarnio público, como le pasa al estadounidense O.J. Simpson, también exculpado en los tribunales, pero “condenado” fuera de ellos.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Final inédita en la sub-23


Por Lemay Padrón Oliveros

¿Celebrará Artemisa?
Más que reservados los pronósticos para la final de la serie Nacional de béisbol sub-23 que comenzarán a disputar hoy las novenas de Artemisa y Camagüey.
Unas horas atrás pensaba que el favoritismo se inclinada hacia los occidentales, quienes pasearon la distancia en la fase final y sacaron el pie del acelerador luego de amarrar el boleto a la discusión del trono.
Luego de eso solo sumaron derrotas y fue necesario que la víspera efectuaran el partido pendiente contra sus vecinos de Mayabeque para definir si avanzaban como primeros o como segundos. El encuentro lo ganaron, y por eso las acciones arrancarán en suelo agramontino, pero sus rivales llegaban más inspirados.
Así y todo, pensé que los artemiseños tenían (ligeramente) las de ganar porque contaban con mayor cantidad de jugadores con experiencia en nuestros torneos elite, pero algo cambió en las últimas horas.
En declaraciones a la televisión nacional, el director técnico camagüeyano, Rolando Hernández, adelantó que su primer lanzador será Norge Luis Ruiz, quien se incorporaría al plantel para esta postemporada, y eso cambia las cosas.
Si los de la tierra del Mayor ya tenían un muy buen cuerpo de pitcheo, ahora se hace más sólido con la presencia del mejor talento de la pelota cubana si de serpentineros se trata.
Todo hace presagiar que esta final será de pitcheo, porque ambos planteles se basan en el poderío de su staff, y será el juego chiquito el que seguramente dictará la pauta.
Para los artemiseños será vital arrancarle un triunfo a sus contrarios de visitantes en el Cándido González, para cuando la serie vaya al 26 de julio no estén obligados a ganar los tres. Lo que debe ser una realidad es el apoyo de las tribunas, porque cada uno jugará en su casa, a diferencia de las etapas anteriores.
Los dos equipos han sumado buena parte de sus triunfos por la mínima, y aunque los occidentales derrotaron par de veces a los tinajoneros en la fase final (7-6 y 9-6), ahora será borrón y cuenta nueva, y con la nueva incorporación, estos últimos se convierten en contendientes de mayor peso.
Como de costumbre, el terreno dirá la última palabra, y allí se verá si el rejuego táctico de cada manager surte efecto o no. ¡Que gane el mejor!

jueves, 11 de septiembre de 2014

Hermes Rodríguez, el Rey de los Centrocaribes


Por Lemay Padrón Oliveros

El riflero cubano Hermes Rodríguez ostenta con orgullo el título de Rey histórico de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, al ser el máximo ganador de medallas de oro, con 19, obtenidas en cuatro ediciones.
   Fue el gran dominador en la especialidad de rifle tres posiciones al ganar todas las ediciones desde 1986 hasta 1998, y además se impuso de manera individual acostado (1986), de pie (1990) y de rodillas (1986).
   Por equipos también encabezó al plantel que se llevó las coronas en tres posiciones desde Santiago de los Caballeros-1986 hasta Maracaibo-1998, para totalizar 11 cetros en esa modalidad.
   Otras cuatro coronas, en el mismo período de tiempo, añadió disparando con el rifle de aire de manera individual, y las restantes cuatro como miembro del colectivo de su país con esa misma arma.
   Sus únicas preseas de plata fueron en el rifle tendido por equipos de México-1990, donde también fue segundo en el rifle de rodillas, y lo había sido antes de pie en 1986, para completar 22 metales en total.
   Con sus 19 oros supera cualitativamente al máximo ganador de preseas en la historia de los Juegos regionales más antiguos del planeta, el colombiano Bernardo Tobar, también tirador, quien sumó 29 preseas: nueve de oro, 11 de plata y nueve de bronce.
   Además, Hermes Rodríguez obtuvo varias medallas en Juegos Panamericanos, pues fue subtitular en carabina tres posiciones por equipos de La Habana-1991, especialidad en la cual había sido bronce en Indianápolis-1987.
   Otro tercer puesto continental lo consiguió en la modalidad de pie, en 1991, de manera individual, y conquistó bronce por equipos en carabina neumática en 1987, 1991 y Mar del Plata-1995.
   Grueso palmarés sin dudas el de este riflero, considerado con justicia el Rey de los Centrocaribes.