domingo, 15 de noviembre de 2015

TNA: Búfalos comprometidos

Por Lemay Padrón Oliveros 

Cumplida ya más de la mitad del calendario regular del Torneo Nacional de Ascenso (TNA) de baloncesto, lo más llamativo es que el multicampeón de las Ligas Superiores Ciego de Ávila se encuentra en la tercera posición de la Zona Central, y corre el riesgo de quedarse fuera de la LSB.
En estos momentos, los Búfalos poseen balance de cuatro victorias y tres reveses en siete salidas, en un grupoencabezado por Villa Clara (12 puntos, gracias a cinco triunfos y dos derrotas), seguido por Camagüey (5-1), y con Sancti Spíritus (1-9) prácticamente eliminado.
Como son dos vueltas, a todos contra todos, en este momento a los de la tierra de la piña les restan cinco choques solamente, por lo que serán de vital importancia sus duelos ante villaclareños y camagüeyanos, porque solamente avanzan dos por cada grupo, y los dos mejores terceros, una situación que particularmente a ellos no les favorece porque al estar en la llave menos concurrida, pueden aspirar a menos triunfos y puntos.
Por ejemplo, en Occidente Pinar del Río y Capitalinos marchan al frente con 10 victorias y un revés y 9-3, respectivamente, pero luego se ubica Artemisa (7-3), que debe avanzar entre los mejores terceros, sin descartar todavía a Matanzas (5-6).
Asimismo, en Oriente Guantánamo va delante con balance de 8-1, por delante de Santiago de Cuba (6-3) y Las Tunas (6-2), también con mejor balance en estos momentos que los centro-orientales.
Así las cosas, lo más aconsejable para los Búfalos es asegurar esos topes ante los punteros de su conglomerado, porque difícilmente puedan colarse en los dos puestos restantes a la LSB. Por supuesto, su clase permite esperar una reacción en el momento más importante, pero no puede haber exceso de confianza, porque sería un tremendo fracaso para sus fervientes parciales no verlos en el mayor espectáculo del baloncesto cubano.
Las ausencias de William Granda y Yoan Luis Haití, líderes anotadores indistintamente en casi todos los encuentros de los avileños en los últimos años, se han sentido más de la cuenta, pero el técnico Jesús Martos cuenta con suficientes armas como para revertir esta situación comprometida.