martes, 30 de octubre de 2012

Más sobre la estructura


Por Lemay Padrón Oliveros

Bastante se ha escrito y dicho en el último mes sobre la nueva estructura aprobada por la Comisión Nacional de Béisbol, que dicho sea de paso, oyó criterios y relanzó la Liga de Desarrollo, tomará como válidos los primeros 45 juegos y adelantó el método de selección de refuerzos, otro gesto plausible para una entidad que parecía totalmente ajena a los reclamos populares.
Antes de entrar en materia, una última aclaración para los defensores de los refuerzos. NO ME PONGAN MÁS A MATANZAS COMO EJEMPLO. Los “importados” del plantel yumurino estuvieron allí desde la preparación, se impregnaron con la filosofía de Víctor Mesa y, lo más importante, seguirán allí para el venidero torneo. Nada que ver con un refuerzo que llegará para hacer su labor, lucir individualmente y al siguiente año “si te he visto, ni me acuerdo”, lo cual no ayuda para nada al desarrollo del territorio. ¿Se imaginan a Yadier Pedroso siendo campeón tres años seguidos con Matanzas, Pinar del Río y Cienfuegos?
Pero en realidad el objetivo de este comentario es tocar un tema que no he visto en el debate: el calendario. Evidentemente, con solamente 45 juegos en la primera etapa, única para la mitad de los equipos, cada novena puede enfrentar solamente tres veces a las restantes, y esos tres desafíos les pueden tocar lo mismo como visitantes que como anfitriones.
¿Se han puesto a pensar que un conjunto se puede jugar toda la campaña en dos subseries seguidas cerrando fuera de casa? Eso es perfectamente posible, porque por las limitaciones económicas generalmente se aprovecha la visita de un equipo a una zona alejada para permanecer allí y celebrar dos o tres subseries antes de recorrer cientos de kilómetros de regreso a su cuartel general.
Usted me dirá, eso mismo puede ocurrir en los 90 juegos. Sí, pero ya su novena tuvo otros tres juegos a domicilio contra ese mismo conjunto, y los debió aprovechar, no como ahora, que tendría una sola oportunidad, y lo mismo puede ser en tu estadio o en el del rival.
Esto también puede alterar las rivalidades históricas. Por ejemplo, actualmente Santiago e Industriales, por tomar la más mediática, van parejos en victorias y derrotas, y han jugado casi exactamente lo mismo como home club que como visitadores. Con esta estructura, de aquí a 10 años uno de los dos le puede sacar a otro una gran (y engañosa) diferencia.
En los últimos cinco años han sido intermitentes en la postemporada, y esa tendencia puede mantenerse en la década siguiente. Así las cosas, supongamos que este año toca jugar en el Latino e Industriales barre, y luego Santiago no clasifica. Ya son tres victorias más para los Azules, pero al siguiente se juega en Oriente la fase regular, y clasifican los dos; siguen arrastrándose esas tres primeras.
De repetirse la situación, en una década pueden ser ya más de 10 juegos jugados más en un estadio que en otro, y eso altera las estadísticas. A diferencia del primer aspecto, ahora se trata de un daño menor, está claro, pero es un daño al fin.
Por eso, además de los refuerzos por supuesto, preferiría que esta variante durara solamente un año y se pensara mejor en dos torneos.

lunes, 29 de octubre de 2012

Rivaldo, el crack que nunca me convenció


Por Lemay Padrón Oliveros

Vítor Borba Ferreira, el popular "Rivaldo", acaba de anunciar que probablemente ponga fin a su carrera deportiva, a sus 40 años de edad.
A veces las lesiones, otras la falta de continuidad o la desmotivación, lo cierto es que el talentoso mediocampista de Sao Paulo nunca llegó a explotar al máximo sus indiscutibles dotes.
Dueño del Balón de Oro y el Premio FIFA World Player en 1999, el suramericano legó a la posteridad muchas jugadas de lujo y varios de los mejores cobros de tiro libre de la década de 1990, sobre todo cuando estuvo en España, primero en las filas del Deportivo La Coruña, y luego con el Barcelona.
Aunque no pudo darle a la afición barcelonista ningún título importante, esta lo aupó durante cinco campañas y lo despidió precisamente el año en que obtuvo su mejor premio, el título en la Copa Mundial de Surcorea/Japón-2002, en la cual fue figura clave del combinado auriverde y como tal figuró en el once ideal de la FIFA, como mismo había hecho cuatro años atrás.
Con apenas 30 años de edad comenzó a apagarse su luz y no fue el mismo en el Milán AC de 2002 a 2004, su último gran equipo europeo.
Gracias a su nombre siguió obteniendo contratos, pero ya su calidad solamente se mostraba a destellos, razón principal por la cual al menos yo personalmente no lo coloco en el mismo escaño que su compatriota Ronaldo Nazario de Lima o el francés Zinedine Zidane, los dueños del emporio futbolístico de fin de siglo y principios del siguiente hasta la irrupción del tándem Messi-Cristiano. Reitero, esto último es una apreciación personal.
Lo indiscutible es que Rivaldo tenía para mucho más. Uno rememora las imágenes de su etapa española, o su estancia en tierras asiáticas para la conquista de la Quinta y se sigue diciendo: lástima que se disipó muy temprano.
Su zurda exquisita, sus rabonas y chilenas, su gran habilidad en el regate y su potente disparo merecían mucho más tiempo en los principales escenarios de Europa y Suramérica.
Es posible que Angola haya sido el último escenario en verlo actuar como profesional, otro sinsentido para un grande del fútbol mundial.

sábado, 27 de octubre de 2012

Enriquito Díaz, un daño colateral


Por Lemay Padrón Oliveros

Los hombres-record son los más seguidos en todo el mundo, no importa de qué estemos hablando, sea de comer perros calientes o jugar a la pelota. Su magnetismo es tal que son capaces de llenar estadios por sí solos, aunque su equipo esté en la peor racha de su historia.
Cuba ha tenido lo suyo también, pero desgraciadamente la desaparición de Metropolitanos hará que quien posee la mayor cantidad de ellos no pueda seguir escribiendo historia: Enrique Díaz.
El veloz camarero de los equipos capitalinos posee en la actualidad el mayor monto de juegos jugados, comparecencias al bate, veces al bate, indiscutibles, carreras anotadas, triples, bases robadas y cogido robando en la historia de la pelota cubana, el único con tantos lideratos históricos.
Pero eso no es todo, marcha segundo en bases por bolas recibidas, doble plays realizados y Series jugadas, tercero en asistencias, sexto en entradas jugadas, noveno en total de lances y décimo en pelotazos, departamentos todos en los cuales podría seguir subiendo de tener la oportunidad de jugar.
Es cierto, con más de 40 años sobre sus costillas no es el mismo, pero su habilidad para ganar una base y, sobre todo, su experiencia para guiar de primera mano a las nuevas generaciones, son de por sí elementos para mantenerlo activo en nuestras Series Nacionales.
A lo mejor si Víctor Mesa no hubiera escogido ya a otro veterano ilustre como Manuel Benavides para defender el segundo cojín en Matanzas se hubiera inclinado por Enriquito, pero el momento llegó aparentemente tarde.
Evidentemente en Industriales no cabe, porque con la presencia de Juan Carlos Torriente y Raiko Olivares la intermedia está bien cubierta, pero seguramente hubiera representado un buen aporte para el segundo conjunto de la capital, como lo hizo el pasado año, cuando se convirtió en el Rey del hit en Cuba.
Declaraciones posteriores a la desintegración de Metros dejaron entrever que la Bala de Centro Habana no aguantaría una Serie completa sin actividad para intentar regresar al siguiente, si alguien lo reclamara.
A lo mejor con la implementación de la Liga de Desarrollo cambió de idea, de lo contrario sería una lástima, un daño colateral de la desaparición de Metros.

lunes, 22 de octubre de 2012

Un gol para la esperanza


Por Lemay Padrón Oliveros

Finalizó oficialmente la aventura cubana rumbo al Mundial de fútbol de Brasil-2014 y el cierre dejó en la cancha habanera del Pedro Marrero la mejor imagen de la campaña.
Un gol anotado, el único en los seis partidos efectuados, aunque sin la victoria, se antoja bastante poco saldo para el plantel, pero debemos recordar lo lejos que estamos del primer nivel en nuestra área geográfica, y si a esto sumamos los problemas internos entonces es más comprensible el resultado.
Hablemos claro, el fútbol cubano está mal. No solamente porque nuestros vecinos nos lleven amplia ventaja técnica y táctica, sino porque en Cuba no tiene el respaldo que debiera en la base.
De nada sirve llenar las pantallas de la televisión con el mejor espectáculo del planeta si luego cuando los niños van a practicar no hay balones, o deben desplazarse a otros territorios para topar por sus medios, sin un adecuado transporte ni merienda.
Si en nuestro Campeonato Nacional, el evento elite, se han suspendido encuentros por problemas de este tipo, ¿qué se puede esperar para los barrios y poblados, de donde salen las figuras del seleccionado principal?
Muchas de estas situaciones están detrás de las deserciones y los “retiros” de integrantes del equipo mayor, decepcionados por dedicar tantas horas a la práctica de una dura disciplina sin el respectivo respaldo, que va desde la alimentación hasta un transporte cómodo para moverse entre territorios y una cama agradable donde reposar sus huesos.
Ahora el técnico Alexander González arrancará nuevamente de cero, si lo dejan continuar su trabajo, y lo bueno de esto es que moldeará el conjunto a sus objetivos específicos tanto ofensiva como defensivamente.
El tanto ante Panamá fue celebrado con mucha euforia, como si en él nos fuera la clasificación, porque Cuba se jugaba otra cosa, que era el prestigio en su propia casa.
Fue un gol para la esperanza, sí, pero para la esperanza de mejorarlo todo para que mañana no nos suceda lo mismo.

sábado, 20 de octubre de 2012

Armstrong deshoja la margarita


Por Lemay Padrón Oliveros

¿Me creen? ¿No me creen? Así parece estar diciendo el exciclista estadounidense Lance Armstrong por estos días ante una margarita.
El legajo de más de mil páginas presentado contra él por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) es bastante contundente: incluye las declaraciones de 26 personas, entre ellos 11 de sus excompañeros, quienes lo acusan de acudir a prácticas dopantes para mejorar el rendimiento.
El excorredor tuvo la oportunidad de presentarse a un careo con la USADA y no lo hizo, y muchos vieron esto como un “el que calla otorga”. Sin embargo, hace unas horas su abogado, Tim Herman, dijo que el texano estaría dispuesto a pasar por el detector de mentiras para probar su inocencia…si el resto de los testigos lo hace también para ratificar sus respectivas versiones.
La medida luce ahora un tanto desesperada, pues tengo la impresión de que en un inicio Armstrong y su equipo no pensaron que la investigación de la USADA fuera a ser realmente escuchada por los organizadores del Tour de Francia, quienes han hablado de dejar desiertos los años ganados por él, la Unión Ciclística Internacional (UCI) y hasta el Comité Olímpico Internacional (COI), que le pudiera retirar su bronce de Sydney-2000.
El “legendario” expedalista confió en su poder mediático y pensó que era un intocable. Ciertamente está muy cerca de serlo. Fíjense si es así que recientemente la World Triathlon Corporation (WTC), la compañía encargada de organizar los triatlones Ironman, la prueba escogida por Armstrong para seguir vinculado al deporte, dejó entrever la posibilidad de desentenderse de la USADA para que el veterano pueda intervenir en su circuito profesional.
La mejor prueba la tuvieron en el pasado triatlón de Hawai, donde inicialmente los hoteles llegaron a tener una lista de espera de 70 personas por habitación, y  un portavoz de la Asociación Hotelera de la isla confirmó que se canceló el 40 por ciento de las reservas y finalmente sobraron camas. Además, la poderosa televisora NBC había prometido pagar los derechos para trasmitir la justa en directo por la presencia de Armstrong y tras anunciarse su ausencia solamente lo dio de manera diferida, con la consecuente perdida de miles de billetes verdes, por eso la WTC quiere desmarcarse de la USADA. Todo es posible por unos dólares más, como aquella película entrañable.
Ahora sale el abogado con la nueva estratagema, pero por muchas mejoras que le hayan hecho, el detector de mentiras sigue siendo una prueba pasable por alguien acostumbrado a mentir, y este pudiera ser el caso, por eso no me fío de él.
De realizarse en definitiva la prueba y salir airoso el sobreviviente de cáncer, seguirá la duda flotando en el ambiente. Por eso Armstrong ha acabado con todas las margaritas de su barrio.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Mijaín, la principal baza cubana en la encuesta de PL

Por  Lemay Padrón Oliveros



Como es tradicional hace décadas, la agencia Prensa Latina escoge a fines de cada año a los mejores deportistas de América Latina y el Caribe en los últimos 12 meses, y para este 2012 el luchador Mijaín López será el principal candidato cubano.
López, titular olímpico de los 120 kilogramos en el estilo grecorromano, es un habitual integrante del listado de destacados en el último lustro, pero no ha podido saborear el éxito continental ante la pujanza de deportes mucho más mediáticos como el atletismo o el fútbol.
Sin embargo, su palmarés es impresionante, con cuatro títulos del mundo y dos estivales, el más reciente de ellos conseguido en Londres, y por eso ha sido el Atleta del Año en la mayor de las Antillas en varias ocasiones.
A la capital del Reino Unido llegó con una espina clavada del Campeonato Mundial anterior, celebrado en Estambul, cuando cedió en la final ante el anfitrión Riza Kayaalp.
El turco se perfilaba como su principal rival para la lid olímpica londinense por su estabilidad en el cuatrienio y su juventud, por eso esta derrota preocupó a muchos de los parciales del gigantón caribeño, uno de los dos únicos monarcas de Cuba en Beijing-2008.
Con ese acicate, el abanderado de la Isla, pasó sin contratiempos sobre sus dos primeros rivales, el egipcio Abdelrahman Eltrabily y el georgiano Guram Pherselidze. Lo esperaba en semifinales Kayaalp, lo cual implicaba que una derrota lo dejaba con opciones solamente de bronce.
Tal como sucedió en la final de Estambul-2011, ambos gladiadores llegaron a la conclusión de los dos primeros minutos de pelea sin poder marcarse puntos, y tras el sorteo de los jueces el cubano quedó a la ofensiva, con la obligatoriedad de marcar para ganar el período.
Ni corto ni perezoso, la mole de ébano atrapó a su rival y consiguió un desbalance para sumar dos puntos y asegurarse el primer parcial. La primera parte de la tarea estaba concluida.
El segundo tramo siguió por los mismos cauces, y en esta ocasión fue el europeo el encargado de atacar, para lo cual eligió la "turca", la misma técnica con agarre inverso utilizada meses atrás para coronarse ante su público.
Sin embargo, esta vez no funcionó, pues López mantuvo erguida todo el tiempo su cabeza y bien abiertos sus brazos y piernas, como indica el librito, y su contrario fue incapaz de moverlo un ápice. Ahí mismo se acabó el combate, y Cuba celebró con antelación su tercer oro de Londres.
El contrario en la disputa del trono era un gladiador sin palmarés, el estonio Heiki Nabi, y fue superado con mucha menor tensión.
En total, durante los cuatro combates celebrados, López sumó 14 puntos técnicos y no recibió ninguno, en una soberbia muestra de maestría.
OTROS LAURELES
Además de la coronación en suelo británico, el oro del orbe en Budapest-2005, Bakú-2007, Herning-2009 y Moscú-2010 archivó en esta campaña el cetro en el torneo panamericano organizado en Colorado Springs, Estados Unidos.
En la justa norteña el cubano derrotó en línea recta al canadiense Sunny Dhinsa, el colombiano Víctor Alfonso Asprilla y el dominicano Ramón Antonio García en el pleito por la medalla de oro.
Asimismo, se coronó en los torneos internacionales Granma (Cuba) y Trofeo Milone (Italia), para cerrar otro año más invicto, como ha hecho en varias de las últimas temporadas.
Con estas credenciales, López batallará por aumentar la rica historia de su país en la encuesta anual de Prensa Latina, en la que ha dominado en 22 ocasiones el sector varonil, pero no lo hace desde hace más de una década, cuando Iván Pedroso fue el más votado en 2001.
Mientras, en la rama femenina Cuba ha vencido 14 veces, pero la última fue más reciente, por intermedio de Yargelis Savigne en 2009.

martes, 16 de octubre de 2012

Provechosa experiencia

Por  Lemay Padrón Oliveros



Poder ver en acción a los preseleccionados cubanos de béisbol antes de dar el corte definitivo era un viejo anhelo de la afición nacional.
 En años anteriores se hacía indistintamente, pero nunca se convirtió en práctica habitual, como parece que va a ser en la época de Víctor Mesa como entrenador principal.
 Quienes no podemos estar en el día a día de la preselección, no nos conformamos con que en el momento de la verdad, nos digan «Fulano no estuvo bien» o «Mengano rompió la Liga» para justificar la entrada o salida de alguien, sobre todo cuando ese alguien no fue quien más rindió a la vista de todos, en la anterior Serie Nacional.
 Gracias a esa sana práctica, por ejemplo, el camagüeyano William Luis se ganó el puesto este año para el torneo de Holanda. Ah, pero todos pudimos ver su rendimiento en el tope contra Estados Unidos, entonces nadie criticó su inclusión. Bien distinto hubiera sido si aparece en el listado sin que pudiéramos apreciar su sangre fría en momentos difíciles, aunque fuera verdad.
 Ahora nos pondrán nuevamente a todos los elegibles sobre el escenario, para ver sus progresos o retrocesos, y así debe ser.
Claro, no es lo mismo un tope interno, y me explico. En toda preselección, hablo ya de cualquier deporte y cualquier país, siempre hay los que se saben seguros, y esos no tienen necesidad de «meter el cuerpo».
 Peor aún, pueden concentrarse en ayudar a algún compañero lanzándole noble o dejándose cantar el tercer strike, según sea el caso, para que ese colega sea bien visto y aumente sus opciones de entrar en la nómina definitiva.
 En eso debe estar a la viva también la sapiencia de Víctor, que se cansó de hacer preselecciones y equipos nacionales cuando era el dueño de la pradera central en sus tiempos de jugador y se las sabe todas, o casi todas.
 Además, en este caso hay mucho en juego, porque como el listado para el Clásico Mundial se debe dar en diciembre, la venidera Serie Nacional prácticamente no tendrá validez para quienes no están ahora mismo entrenando en el Latinoamericano, y una buena actuación esta semana puede valerle a alguno el vestir la franela nacional en marzo venidero.
 Por supuesto, luego hay que rendir en la gira asiática y los topes que puedan aparecer, pero primero están estos choques de preparación, ¡a aprovecharlos y disfrutarlos!

sábado, 13 de octubre de 2012

Soto: El Rey de las alturas


Por Lemay Padrón Oliveros

Este 13 de octubre cumple 45 años de edad el atleta del siglo XX en Cuba: el saltador de altura Javier Sotomayor Sanabria, apodado el Rey de las alturas.
Apenas con 15 años de edad logró sobrepasar el listón sobre los dos metros. Había nacido para el salto alto y esas facultades las descubrió el activista Carmelo Benítez allá en el poblado matancero de Limonar, donde vio la luz el 13 de octubre de 1967.
Su ascenso fue meteórico, hasta el punto que se ganó el sobrenombre de Príncipe de las Alturas, pero preferimos llamarlo Rey, porque nadie se le acercó. De ello se encargaron su primer entrenador oficial, José Godoy, y posteriormente Guillermo de la Torre.
Sus aptitudes para esta modalidad le permitieron, gracias a una beca, estudiar en la Escuela Superior de Perfeccionamiento Deportivo de La Habana. Debido a circunstancias políticas no pudo participar en los Juegos Olímpicos de Seúl-1988; sin embargo, esta situación no le impidió superar en ese año el récord del mundo con un salto de 2.43 metros.
Con 1.94 metros de talla y 81 kilogramos de peso, hizo sus pininos a los 13 años y solo llegó hasta 1.65 metros, pero con 10 centímetros menos de estatura en ese entonces. Comenzó a asombrar en grande cuando a los 19 años fijó el tope mundial juvenil en 2.36. Poco después llegó su primer récord del planeta, con apenas 21 años.
Una lesión al comienzo de la década de los 90 le obligó a abandonar temporalmente este deporte. Esto le permitió proseguir con sus estudios de Cultura Física. En esta época se produjo además la muerte de Godoy, su entrenador, quien fue sustituido por De la Torre.
En 1992, durante la celebración de las Olimpiadas de Barcelona, consiguió la medalla de oro con un registro 2.34 metros, discreto para su nivel, pero inalcanzable para el resto de los competidores.
Ganó todas los premios otorgados por la Federación Internacional de Atletismo: olímpicos, siete mundiales (cuatro bajo techo y dos al aire libre), tres Panamericanos e igual cifra de patrones para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, además del Premio Príncipe de Asturias de los deportes, en 1993, y cinco veces el de la agencia de noticias Prensa Latina.
En certámenes del orbe al aire libre triunfó en las ediciones de Stuttgart-1993 (2.40 metros) y Atenas-1997 (2.37) y consiguió plata en Tokio-1991 (2.36) y Gotemburgo-1995 (2.37), mientras que en citas techadas se llevó el máximo premio en Budapest-1989 (2.43), Toronto-1993 (2.41), Barcelona-1995 (2.38) y Maebashi-1999 (2.36) y concluyó segundo en París-1985 (2.30) y tercero en Sevilla-1991 (2.31).
Los Juegos Panamericanos lo vieron subir a lo más alto del podio en Indianápolis-1987 (2.32), La Habana-1991 (2.35) y Mar del Plata-1995(2.40), este último salto récord continental, y los encuentros centrocaribeños en México-1990 (2.34), Ponce-1993 (2.35) y Maracaibo-1998 (2.37), también marca del área en la última ocasión.
Desde que el estadounidense George Horine burló el listón en 2.00 metros exactos, en el Stanford Stadium de Palo Alto, Estados Unidos, el 18 de mayo de 1912, hasta que el soviético Rudolf Povarnitsin devino primer humano en conquistar el mítico muro de los 2.40 metros en la ciudad ucraniana de Donestk, otrora Unión Soviética, el 18 de agosto de 1985, transcurrieron 73 años.
Sin embargo, en las tres temporadas subsiguientes esa barrera creció igual cantidad de centímetros en las piernas de tres talentosos atletas: el ruso Igor Paklin (2.41), el sueco Patrick Sjoberg (2.42) y Javier Sotomayor, pero este último fue el único capaz de superarla en reiteradas ocasiones.
Sus registros planetarios llegaron en el siguiente orden: 2.43 metros el 4 de marzo de 1989 en Budapest, Hungría (vigente bajo techo), 2.43 el 8 de septiembre de 1988 en Salamanca, España, 2.44 el 25 de julio de 1989 en San Juan, Puerto Rico, y 2.45 el 27 de julio de 1993 otra vez en Salamanca, (vigente al aire libre).
Durante los últimos 15 años, ningún otro saltarín, salvo Sotomayor, fue capaz de pasar el cuerpo por encima de los 2.42 metros. Únicamente el cubano lo hizo en ocho ocasiones. En ese lapso -sin dudas el mejor momento vivido por la prueba en el planeta- nueve candidatos rebasaron los 2.40 metros; aunque distaban a cinco centímetros del patrón universal. Sotomayor, en cambio, los burló en más de 20 oportunidades.
Tras ser injustamente sancionado a dos años sin competir tras los Juegos Panamericanos de Winnipeg-1999, la IAAF le condonó la sanción y con apenas tres meses de entrenamiento se adjudicó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney-2000.
Allí consiguió un salto de 2.29 metros en prueba ganada por el ruso Serguei Kliugin (2.31), y con la cual cerró para él su ciclo competitivo, pues al año siguiente apenas tomó parte en algunas citas atléticas hasta abandonar definitivamente las pistas que lo llenaron de gloria por más de una década.
Posteriormente compartió su tiempo entre el patrocinio del grupo musical Salsa Mayor y el asesoramiento a las nuevas figuras del salto alto en la Isla, hasta que ocupó el cargo de delegado de la Comisión nacional de atletismo, y desde hace unos años es el gerente del equipo nacional.

viernes, 12 de octubre de 2012

Vaivenes de Bolt

Por  Lemay Padrón Oliveros 

Tan inestable como el voltaje en mi edificio es el más excepcional corredor que haya visto en mi vida… hasta que el dopaje nos separe, si es que lo hace. Claro que estoy hablando del jamaicano Usain Bolt.
 Uno lo ve desafiar todas las barreras lógicas del ser humano, con ese desenfado propio de la sangre latina y caribeña, echarse en un bolsillo a todos los públicos desde la Tierra hasta Neptuno y se dice: este puede hacer y decir lo que le dé la gana, es un intocable.
 Y así asumimos entonces los profesionalmente encargados de escribir sobre él sus constantes vaivenes, sus cambios de humor y sus declaraciones contradictorias, como las que ha hecho en los últimos días.
 Primero reiteró que en sus planes estaba practicar en serio el salto largo, sueño acariciado ya desde 2009, y luego se echó para atrás: se concentrará en repetir sus tres oros en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016.
 Luego repitió que el otro deporte en su agenda para practicar cuando dejara el atletismo sería el fútbol, pero cuando la mente se le aclare seguro se dará cuenta de que ya estaría muy viejo para eso, y entonces llegará el desmentido.
 No importa, cientos de periódicos, revistas, telediarios y cualquier cosa capaz de ser vista, leída y oída por más de dos personas, estarán ávidos por escuchar sus palabras, cual feligrés detrás del prelado.
 Porque digan lo que digan, la Boltmanía es casi una religión, una forjada a base de récords asombrosos y no menos asombrosas actuaciones dentro y fuera de las pistas, en este todo incluido donde cabe desde lo más genial hasta lo más inverosímil; lógico en un chico veinteañero que logra divertirse y divertir a los demás al mismo tiempo.
 Antes de él, solamente el reggae y Bob Marley ponían a Jamaica a tanta altura y por tanto tiempo, pero esto ya es mayor, sobre todo porque vivimos en la era digital, donde los ídolos caen con la misma facilidad con que se construyen de la noche a la mañana, y Bolt sigue ahí, inalterable. Y ojalá sea per saecula, saeculorum, para seguir en la onda religiosa.
 Si quieres, puedes dedicarte hasta a la pelota, Usain, de la cual debes conocer bastante poco, porque estás por encima del bien y del mal. Este servidor, por lo menos, te seguirá riendo las gracias.

jueves, 11 de octubre de 2012

Topalov se lleva primera parada del GP 2012-2013


Por Lemay Padrón Oliveros

El Grand Prix masculino de ajedrez 2012-2013 arrancó a finales del pasado mes en Londres, y dejó como primer ganador al Gran Maestro búlgaro Veselin Topalov.
   Aunque dominó por el sistema de desempate luego de acumular siete puntos en 11 rondas al igual que el isreaelí Boris Gelfand y el azerí Shakhriyar Mamedyarov, este éxito no representa lo mismo que otro ganado de manera absoluta.
   Según las reglas del Grand Prix, cuando alguien domina en solitario suma 160 puntos (120 por el primer puesto y 40 de bono), pero cuando lo hace por el coeficiente de desempate entonces la cifra se queda en 120 y la consiguen todos los igualados. Es algo así como que Topalov ganó, pero no ganó.
   El de Bulgaria, quien se incluyó en la nómina gracias a su elevado Elo, tendrá otras oportunidades en las paradas previstas el próximo año en Lisboa (17 de abril al 1 de mayo), Madrid (22 de mayo al 4 de junio) y Berlín (3 al 17 de julio), pero de momento no sacó gran ventaja.
   Por su parte, Gelfand incursionará en Tashkent (21 de noviembre al 5 de diciembre de 2012), Berlín y París (18  de septiembre al 2 de octubre de 2013), mientras que Mamedyarov coincidirá con él en Uzbekistán y Alemania, y estará también en Lisboa.
   Otros que salieron bien parados fueron el ruso Alexander Grischuk (cuarto con 90 unidades), el húngaro Peter Leko (quinto con 80) y el chino Hao Wang (sexto con 70), aunque no se puede descartar a nadie.
   Por su parte, los azeríes Vugar Gashimov y Teimour  Radjabov, los rusos Sergey Karjakin y Alexander Morozevich, el italiano Fabiano Caruana y el ucraniano Ruslan Ponomariov todavía no han jugado y tienen todavía cuatro oportunidades para conseguir mejores desempeños.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Fútbol vs. Béisbol: sigue el debate

Por Lemay Padrón Oliveros

La frustrada salida al aire de un espacio televisivo presuntamente dedicado a mostrar partidos del béisbol internacional reavivó el debate en Cuba sobre la preponderancia en los últimos tiempos del fútbol sobre el deporte nacional en los medios de prensa. Ante todo vale aclarar que esto no es cierto, pues como medios de prensa se entiende tanto la televisión como la radio, la prensa escrita, radial y digital, y en ninguno de estos últimos el más universal de los deportes ocupa más espacios que la pelota. Estoy hablando de Cuba, por supuesto.
Claro, el mayor impacto lo tiene la pequeña pantalla, y allí sí la disciplina de las bolas y los strikes ha cedido bastante, sobre todo cuando concluye la temporada nacional, desde mayo hasta noviembre. Otro motivo más para idear otro torneo en ese lapso de casi seis meses, pero ese es tema para otro comentario.
La realidad es que «por dificultades en el engranaje», según dijeron los propios encargados de poner al aire el demandado espacio, éste no ha salido, y con la cercanía del inicio de la Serie Nacional, todo parece indicar que si lo hace su aparición será muy breve.
Pero volviendo al debate, vale la pena aclarar en primer lugar que ningún deporte le roba a otro su espacio, hay para todos, y si vemos el mejor fútbol del mundo y solamente nuestro béisbol, evidentemente se trata de una pelea dispar.
Estoy convencido de que el 80 por ciento de los aficionados cubanos conoce bien poco de fútbol si se les saca del tema Madrid-Barcelona y Cristiano-Messi, y sí domina bastante el béisbol, desde sus fundamentos hasta la realidad competitiva diaria, incluido el béisbol «de allá», por eso no me alarma que se televise más balompié.
Es cierto que se corre el riesgo de «variar» el gusto de las generaciones más jóvenes, pero me parece que estamos a tiempo, y los encargados de tomar la decisión deben de una vez levantar el veto invisible sobre la pelota extranjera.
En todos los países de este mundo se ve el mejor deporte foráneo y se sigue con igual o más pasión el nacional, por muy depauperado que esté. Realmente no sé cuál es el miedo.
La conversión de los actuales canales de televisión en temáticos (deportivo, cinematográfico, musical, educativo, informativo, variado, etc.) puede poner punto final a esta situación porque en 24 horas hay tiempo de sobra para poner hasta quimbumbia, pero de momento esta solicitud parece mucho más remota que pedir conocer a los peloteros foráneos enrolados en el próximo Clásico Mundial antes de marzo del próximo año.

martes, 9 de octubre de 2012

Réquiem por los Metros

Por  Lemay Padrón Oliveros

Hace 20 años no desaparecía un equipo de la pelota cubana, y salvo la división de La Habana en Artemisa y Mayabeque en la pasada campaña, la nómina de cada temporada era un calco de la anterior.
Ahora dice adiós Metropolitanos, que cavó su propia tumba al ceder su identidad a manos de Industriales, el hijo mayor de la capital, y por ahí no puede protestar su exclusión, forzada ahora por la matemática de existir un número impar de equipos y no par como había sido siempre, incluso en los inicios de las series nacionales, cuando había solamente cuatro conjuntos.
La aberración de la pasada Serie debía concluir y el chivo expiatorio fue lógicamente Metros, el equipo más polémico de la pelota cubana.
Ahora bien, por muy justificada que pueda ser su exclusión, en todo este proceso se ha soslayado algo fundamental: estamos hablando de un grupo de seres humanos.
Estos seres humanos se merecían saber su destino desde meses atrás, y no ser conminados a quitar horas de descanso o estudio para luego quedar en la cuneta, porque estoy casi seguro de que ese será el destino final de la mayoría, y no precisamente porque no tengan calidad o no hagan falta en otros conjuntos, sino por la reticencia de directivos a priorizar un refuerzo externo antes de darle juego a un talento en bruto. Esto último es especulación mía, pero todavía no he leído que ninguno haya sido llamado para otro equipo fuera de la capital.
Volviendo a los jugadores, tanto ellos como sus familiares llevan semanas planificando su vida alrededor de los entrenamientos para participar en un campeonato donde ahora quedan a merced del resto de los directores de equipos, para ver quién tiene la posibilidad de ser repescado para integrar otra novena.
Además, la propia preparación carecía de toda lógica, porque nadie sabía cuándo arrancaría el torneo, ni cómo o hasta cuándo se jugaría. Otra falta de respeto mayúscula al ser humano, en este caso a los de toda la Isla.
Lo otro es que se le ha dicho adiós a un conjunto con más de 30 años de historia, más que los de casi todas las provincias si nos remitimos a los nombres, y que pese a su dura condición de «escuela», logró avanzar a tres postemporadas desde 1993 hasta ahora, además de ubicarse segundo en 1975-1976, tercero en la 1976-1977 y la 1981-1982, quinto en la 1977-1978, sexto en 1974-1975 y 1986-1987, por solamente mencionar del sexto hacia arriba, y sin entrar en individualidades.
Si tiene que irse, al menos yo no quería que lo hiciera por la puerta de atrás.